Archive for February, 2013

YO, ROBOT

Posted: February 22, 2013 in Películas

Imagen

Yo, Robot (2004), película dirigida por Alex Proyas, nace de una colección de relatos de Isaac Asimov, reconocidísimo escritor de ciencia ficción (trailer). En esta historia, el autor de la novela establece que los robots creados deben ser capaces de cumplir las tres leyes de la robótica: un conjunto de normas que todos los robots deben obedecer:

1.  Un robot no debe agredir ni hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que este sufra.

2. Un robot debe obedecer a un ser humano, a no ser que esas ordenes incumplan la 1ª ley.

3. Un robot debe proteger su existencia, sin que esta protección entre en conflicto con la 1ª y 2ª ley.

Estas tres leyes de robótica presentan el código de moralidad que posee un robot. Pero esa moralidad puede verse afectada, como vemos en la película, pues Vicky, que es una máquina que se puede considerar más de inteligencia artificial general que específica (pues realiza numerosas funciones), se salta las tres leyes y empieza a seguir su propia lógica para salvar a la humanidad. Sin embargo, esto genera el caos entre la multitud, pues para salvar a unos, deben morir otros. En estos momentos es cuando nos preguntamos: Si algún día creáramos una inteligencia como la de Vicky: ¿Podría un robot dañar a un ser humano si decide por su cuenta saltarse las normas? La respuesta parece clara y todos contestaríamos que sí, ya que un robot no tiene la capacidad de razonar, actúa según una lógica propia para la que está programado, pero esa lógica puede evolucionar con el paso del tiempo, así que: ¿Quién nos asegura la seguridad en un futuro lleno de inteligencias artificiales como las que presenta el film? No obstante, hoy por hoy, es muy difícil pensar en la existencia de una inteligencia como la de Vicky que sea capaz de evolucionar por sí misma alcanzando unos niveles de desarrollo casi humanos. Probablemente una de las características más importante de Vicky y que de hecho marca la diferencia con Sony, es su carencia de inteligencia emocional. No siente ni pena, ni compasión por la vida humana, solo se mueve por una lógica que es totalmente  cuestionable para cualquier humano con verdadero respeto por la vida. Es decir, su lógica nos resulta totalmente irracional. Es este hecho el que hace que veamos una clara diferencia entre Sony y ella y que se consigue una empatía por Sony, ya que él si que actúa como lo haría un humano,

Imagen

Por otro lado, en la película no solo aparece Vicky como único elemento de inteligencia artificial, sino que además aparecen numerosos robots que tienen una inteligencia específica, pues solo están programados para realizar ciertas tareas como: limpiar, demoler, dialogar, conducir, etc. Estos robots son: el coche (un Audi RSQ que fue creado por la marca únicamente para esta película), los robots limpiadores y demoledores, los NS5 y el holograma.

Imagen

Pero hay una excepción que nos plantea otra cuestión a la humanidad: ¿Es posible que un robot pueda tener sentimientos?

Este es el caso de Sony, un robot especial, pues es totalmente un humano metálico, por llamarlo de alguna manera. Es capaz de saltarse las normas por su cuenta basándose en la razón, tiene consciencia de sí mismo y su lógica está guiada por los sentimientos. De manera que, en la película, vemos cómo aprende, dialoga y actúa con la misma rapidez y capacidad que un ser humano de carne y hueso. Sony resulta ser capaz también de mentir, es capaz de actuar delante de Vicky, siente también curiosidad, no simplemente aprende lo que le enseñemos, sino que también él tiene ganas de aprender, y es incluso capaz de sentir complicidad con los humanos, como con el señor Spooner al guiñarle un ojo.

Estas características únicas de un ser humano están muy lejos de poder imponerse en un robot a día de hoy, ya que es muy difícil que un robot tenga la consciencia de sí mismo. En nuestra opinión, es imposible crear algo así, podemos programarlos y diseñarlos para realizar muchas tareas, para que tomen sus propias decisiones basadas en una programación previa, pero no podemos implantarles un “alma” llena de sentimientos humanos. Por eso, quizás, lo máximo a lo que podríamos aspirar en un futuro lejano es a crear inteligencias artificiales como los NS5 que aparecen en el film.

Imagen

Las películas sobre robots como los de este film siempre presentan robots malvados que, una vez que han evolucionado y pueden tomar sus propias decisiones, son capaces de mejorar y aprender con el tiempo cómo destruir a la humanidad. Esto es algo que hoy en día no asimilamos como un hecho verdadero, ya que todavía estamos muy lejos de conseguir crear seres humanos metálicos capaces de infringir nuestras leyes y derrotarnos. Sin embargo, no parece muy buena idea dejar el control de las decisiones importantes del mundo en manos de un robot, pues ellos no dudarían como podría hacerlo un humano, lo harían y ya está, porque estarían programados para ello. Por estos motivos, quizás construir un futuro en el que los robots guíen a la sociedad no es ni una solución ni una ventaja.

Imagen

Juegos de Guerra

Posted: February 16, 2013 in Películas

 

juegos-de-guerra

 

Juegos de Guerra (ficha técnica completa) es una película de ciencia ficción producida en 1983 y dirigida por John Badham. Está ambientada en los últimos años de la Guerra fría, y de hecho la película aludió al conflicto mediante una frase que se hizo famosa en la época:

“Extraño juego. El único movimiento para ganar es no jugar”.

wargames-03

La película cuenta la historia de un joven hacker que se infiltra en sistemas de inteligencia artificial ajenos por la simple curiosidad de jugar con la máquina. Sin embargo, consigue establecer contacto con un ordenador inteligente (WOPR) que forma parte del Departamento de Defensa americano. Comenzarán una partida de lo que aparentemente es un juego pero que, finalmente, se convertirá en una carrera por tratar de evitar el estallido de la Tercera Guerra Mundial (trailer).

imagesoriginal wargames

-El único elemento que presenta inteligencia artificial en la película es el ordenador WOPR (War Operation Plan Response).

WOPR

Vamos a citar ahora las características de esta máquina que nos llevan a considerar que posee inteligencia artificial y a analizar si, a día de hoy, son ya posibles o no (y en este último caso si podrán conseguirse en un futuro cercano o lejano):

Dialogar: Esto es posible actualmente  a través de los chatbots, pero éstos sistemas no poseen la amplitud de registros de WOPR. No son capaces de contestar nada que no esté programado de antemano (Sin embargo, hay casos como NELL que aprende conceptos en internet sobre la marcha)

Aprender: ya es posible, aunque no hay máquinas que aprendan conceptos nuevos (WOPR en la película aprende que hay juegos que no se pueden ganar).

Tener iniciativa: Las máquinas actuales no pueden tomar la iniciativa si no están programadas para ello; debe formar parte de su serie de órdenes preestablecidas/preprogramadas. En el caso de WOPR  no estaba programado para llamar por teléfono para seguir con el juego y aún así lo hace gracias a que puede tomar la iniciativa.

Tomar decisiones: actualmente sí que tenemos máquinas con esta característica. Por ejemplo, el móvil cuando detecta una red WiFi abierta se conecta a ella en lugar de conectarse al 3G.

Las tres primeras características se consideran las más importantes.

Otra de las características de WOPR es que tiene la capacidad de echar de menos. Esta característica hoy en día es totalmente imposible en una máquina, a no ser que esté programada con el concepto de tiempo para ello. Este es el caso de algunos videojuegos como el Wii Fit.

Elementos básicos de IA:

En la película se ven dos cosas básicas de IA: el aprendizaje y la búsqueda.  Aprendizaje es una repetición hasta encontrar la mejor solución, el aprendizaje en el fondo es búsqueda. La búsqueda es la base de casi todos los sistemas inteligentes.

En la actualidad, uno de los ejemplos más claros de búsqueda en una máquina es el método que emplean los GPS, que buscan todos los caminos posibles y se quedan con el mejor de ellos.

WOPR se crea como IA especifica pero podría llegar a ser general, podría llegar a ser una máquina en sí misma, pero le faltaría la consciencia de sí mismo y del mundo exterior.

wargames-01

Implicaciones sociales

La película tiene una implicación social principal que es la de demostrarnos que no es buena idea dejar que el destino de la humanidad esté en manos de una máquina. La última decisión la tiene que tomar un ser humano, porque las máquinas son capaces de analizar estrategias y escoger la mejor, pero pueden no estar programadas para tener en cuenta las posibles bajas humanas y los peligros para el planeta. Por ello, un humano debe ser el que tome finalmente la decisión teniendo en cuenta todas las variables y todas las posibles consecuencias.

El film comienza tratando de crear una sociedad que busque la eficacia. Para ello, se pretende dejar de lado los sentimientos y dejarlo todo en manos de máquinas a través de implicaciones prácticas que  eviten la presión que puede acarrear tomar ciertas decisiones para los seres humanos. Sin embargo, no podemos dejar todas las decisiones en manos de las máquinas, éstas sirven para sugerir, pero no pueden ser las que tengan el control. Las máquinas no deben tomar decisiones sobre actos abusivos o de gran importancia para la humanidad, ya que no poseen sentimientos que les hagan dudar o arrepentirse luego de haber realizado este tipo de actos.

En nuestro canal de YouTube podéis encontrar todos los vídeos que aparecen en los posts 🙂

Nosotros

Posted: February 10, 2013 in Uncategorized

¡Hola a todo el mundo! Somos un grupo de estudiantes de Comunicación Audiovisual de la universidad Carlos III de Madrid. Hemos creado este blog para hablar sobre la inteligencia artificial. En lugar de poner la típica entrada aburrida de presentación, hemos decidido que era mejor que cada uno de nosotros seleccionase un vídeo en el que aparezcan elementos con inteligencia artificial que sirvan para ejemplificar las razones por las que nos gusta este tema. Somos Laura Cabrerizo, Daniel Cañadas, Nieves García y Elena Martín y estos son los vídeos:

¡Esperemos que os guste! 🙂