Archive for the ‘Películas’ Category

Ghost In The Shell

Posted: March 22, 2013 in Películas

Ghost In The Shell (1995) está basada en unos mangas japoneses del mismo nombre. La película se presenta como un thriller ambientado en el futuro en el cual una agente de policía, la Mayor, tiene que hacer frente a una serie de obstáculos para resolver el caso que tiene entre manos relacionado con cyborgs e inteligencias artificiales. Sin embargo, ella misma es un cyborg y se encontrará con que empiezan a surgir cuestiones sobre su identidad que la llevarán a replantearse su condición humana.

Ghostintheshellposter

A pesar de tratarse de una película futurista nos encontramos con que los elementos que presentan inteligencia artificial no son tan abundantes como en otras historias que se centran en la coexistencia absoluta de humanos y máquinas creadas con inteligencia. De esta manera, los principales personajes que vemos con estas características son los cyborgs.

Ghost+In+The+Shell_wallpapers_259

Antes de meternos en detalles con los cyborgs mencionemos otros elementos y personajes que presentan también inteligencia artificial. Podríamos considerar el tanque que ataca al final de la película a la protagonista. No obstante, se podría discutir si está o no conducido por alguien, así que es mejor no entrar en polémica y considerarlo como una inteligencia artificial. Luego podríamos incluir los implantes. Se trata de “partes” que se encargan de sustituir órganos o tejidos de un ser humano que están dañados. De esta manera, vemos que aparecen hombres y mujeres que presentan partes robóticas hasta el punto de que sus propios cerebros incluyen implantes que los hacen más inteligentes y les permiten tener mejores características. Finalmente, tendríamos al titiritero, que se trata de una inteligencia artificial muy general y avanzada que razona, tiene iniciativa propia y se convierte en un ser consciente de sí mismo que busca el intercambio de genes con el fin de conseguir reproducirse. Es prácticamente un ser humano metálico.

 

Ahora pasemos a hablar de los cyborgs. Un cyborg es un humano al que se le han añadido partes metálicas. En la película vemos cómo el cuerpo de la Mayor ha sido creado específicamente y luego le han colocado su cerebro,el cual también tiene algunos de los mencionados implantes que le permiten mejoras sus capacidades humanas.

 

xlarge

A simple vista es posible decir que en la actualidad estamos aún muy lejos de conseguir inteligencias artificiales como las que vemos en Ghost In The Shell, hasta el punto de que a día de hoy solo tenemos un cyborg legalmente reconocido como tal.

 

Los principales problemas éticos y morales se pueden derivar del personaje principal del film. Vemos que es un ser cuyo cuerpo no le pertenece y parte de su cerebro también ha sido modificada con el fin de hacerla mejor que los humanos. Entonces, cuando nos encontramos con un cyborg podemos preguntarnos ¿hasta qué punto es humano? Por lo general, tendemos a considerar que es humano cuando conserva el cerebro, pero ¿y si le ponemos implantes en el cerebro? ¿Seguiría siendo humano en ese caso? Es cierto que parece inútil hacernos todas estas preguntas ya que actualmente no tenemos unos cyborgs tan avanzados, pero también es verdad que debemos tener en cuenta que las concepciones de las realidades cambian a medida que lo hacen las sociedades y también a medida que pasa el tiempo. De esta manera, lo que a día de hoy podría considerarse un cyborg puede que dentro de unos años deje de serlo debido a que su uso se ha generalizado y a que los humanos nos hemos acostumbrado a considerarlo como algo “normal”. Sin embargo, hoy en día, la solución en la que podríamos basarnos para decidir si un cyborg u otro ser de inteligencia artificial es humano sería su origen. De esta forma, una persona que nace de un ser humano sería considerado un ser humano, aunque tuviese implantes en su cuerpo, como por ejemplo un brazo metálico o una mano. Hay casos en la vida real en los que una persona ha perdido un brazo en un trabajo, por ejemplo, y se le implanta un brazo metálico; pero no por eso deja de ser humano. Sin embargo, si entráramos en cuestiones más complicadas, como por ejemplo el caso de los cyborgs, que tienen todo el cuerpo implantado salvo el cerebro, o incluso gran parte de éste es de origen metálico y artificial. En estos casos la polémica y el debate sobre si estos individuos son considerados seres humanos o no sería  muy complicado. Así que finalmente, puede que no nos basáramos tanto en el origen de los individuos sino que como ya hemos dicho antes, sería la sociedad y el tiempo los que influirían en la decisión final en este aspecto, y estas concepciones históricas de la realidad nos harían ver a estos seres como algo natural y perfectamente humano, aunque no lo fuera.

ghost-in-the-shell

Finalmente, nos gustaría terminar con una reflexión que hemos ido arrastrando por todos los post que hemos ido publicando: no debemos jugar a ser Dios y no debemos pretender crear robots o seres robóticos que piensen que son humanos. Si nuestra sociedad avanza y se generaliza el uso de robots (lo cual es más que probable que suceda), creemos que debemos tener en cuenta que los robots son robots y que los humanos son humanos. De esta forma, si no se cruza esa línea podríamos ser capaces de mantener el equilibrio entre los dos grupos, pero si empezamos a jugar con la lógica y a hacer creer a unos de ellos cosas que no son, entonces es cuando vendrán los problemas y, tal y como hemos visto en algunas películas, si los robots se rebelan, seremos los humanos los que tengamos todas las de perder.

Solaris

Posted: March 11, 2013 in Películas

solaris

Al igual que hicimos con nuestra entrada sobre la película Evaqueremos avisar sobre los posibles expoilers que contendrá este post. Para poder hablar sobre inteligencia artificial en Solaris, debemos hacer mención a datos del final de la película que pueden destripar lo más importante del argumento.


Solaris es una película dirigida por Steven Soderbergh. Se estrenó en el año 2002 y en ella se cuenta la historia de Chris Kelvin (George Clooney), un científico que es enviado a Solaris para investigar los sucesos que están sufriendo los individuos a bordo de una nave espacial situada cerca del planeta. Sin embargo, cuando éste llega allí se da cuenta de que la mayoría de los individuos se han suicidado y algunos de ellos están locos. Esto es debido a que el planeta posee una inteligencia artificial a través de la cual es posible recrear a seres humanos partiendo de los recuerdos de los tripulantes de la nave. De esta forma, Chris sufrirá la aparición de su ex-mujer ya fallecida; esto le hará enloquecer y querer quedarse en Solaris para siempre.

En Solaris vemos que aparecen varios elementos con inteligencia artificial. Los menos importante serían la interfaz vocal que emplean en un determinado momento y la inteligencia de la nave de la cual simplemente se hace mención, pero de la que no se da mucha más información. Sin embargo, los dos elementos fundamentales de inteligencia artificial que requieren mayor atención son los visitantes y el planeta en sí.

Con respecto a los visitantes, podríamos decir que son una inteligencia artificial “completa”. ¿A qué nos referimos con esto? Pues a que estos seres en el fondo son copias de humanos generadas sobre la base de un recuerdo. De esta manera, son capaces de actuar, pensar, reaccionar y aprender como lo haría un humano, pero sus formas de ser quedan en gran parte determinadas por lo que los humanos guardan de esas personas en sus recuerdos.

Por último, debemos hablar de Solaris. Realmente, al hablar del planeta como un tipo de inteligencia debemos referirnos a que es una inteligencia natural. Es natural porque no ha sido creada por el hombre; Solaris es un planeta que (por lo que podemos deducir) se ha creado de forma natural. Lo único es que su gran peculiaridad consiste en poseer un tipo de inteligencia que le permite crear seres a partir de los recuerdos de los humanos para poder estudiarlos.

solaris 4

Hoy en día esta tecnología tan avanzada e inteligente es totalmente imposible de conseguir, pues para empezar, no conocemos otros planetas inteligentes como Solaris, y el nuestro está muy lejos de poder conseguir una inteligencia que recree seres humanos a través de nuestros recuerdos. Sin embargo, si esto llegara a hacerse algún día, o si encontráramos otros planetas que tuviesen este sistema de inteligencia nos preguntaríamos: ¿Con qué objetivos una inteligencia artificial es capaz de recrear seres humanos de nuestra memoria? ¿Por qué una inteligencia artificial con esas características haría algo así? ¿Podría volvernos locos y acabar con la humanidad? Es muy posible que si esto sucediera, los humanos nos encontráramos perdidos entre nuestro recuerdo y la realidad. Quizás llegaría un punto en el que no sabríamos distinguir lo uno de lo otro, por lo que probablemente acabaríamos actuando igual que los personajes de la película, es decir, volviéndonos locos.

Solaris (1)

Sin embargo, quizá no deberíamos ser tan pesimistas y quedarnos siempre con el lado negativo de todo. Si tuviéramos una inteligencia como Solaris podríamos coger los mejores recuerdos de personas que ya no están con nosotros y devolverles la vida fácilmente. Es cierto que no serían realmente ellos, pero ¿no nos conformamos en la actualidad con ver a nuestros seres queridos en una pantalla? ¿No hace eso que nuestra percepción de esas personas sea mucho menor? Si optásemos por este camino, es cierto que podríamos encontrar bastantes ventajas, aunque, como hemos mencionado antes, parece ser que los inconvenientes son más y de mayor peso.

[Más información sobre el Bosson de Higgs (la “partícula de Dios”)]

Eva

Posted: March 9, 2013 in Películas

Antes de empezar a escribir sobre Eva (España, 2011), nos gustaría avisar a cualquier posible internauta que, si sigue leyendo, encontrará bastantes spoilers sobre la película. Así que, si no la has visto y no te gusta que te destrocen las películas antes de verlas, no sigas leyendo.

eva_2011_2

En la película podemos ver cómo, en un futuro no muy lejano, Álex Garel (Daniel Brühl) regresa a la Facultad de Robótica en la que estudió y trabajó de joven con el objetivo de crear un niño robot. Para ello, tiene que encontrar un modelo humano (un niño real) en el que poder basarse para crear la personalidad del robot. De esta manera, Álex conocerá a Eva, una niña de diez años cuya forma de ser capta su atención desde el primer momento. Sin embargo, Eva es la hija de su ex-novia que resulta estar saliendo con su hermano, lo que hace que su relación con la niña sea aún más cercana. De esta forma, Álex se irá acercando más y más a Eva para descubrir, finalmente, que las cosas no son siempre lo que parecen. (Trailer)

Eva-2011

La película está ambientada en una sociedad en la que las mejoras en los robots son sorprendentes con respecto a la actualidad. De esta manera, podemos ver que los humanos conviven con estas máquinas sin que les suponga ningún inconveniente o rechazo (quizá de forma semejante a lo que veíamos en Yo, Robot).

Vemos que los estudiantes de la universidad están practicando con unos caballos que tienen emociones y que al desconectarlos, los caballos “mueren” y pierden parte de su ser. Esto es una característica esencial y muy importante en los robots, ya que olvidan todo lo que habían aprendido emocionalmente de manera que nunca vuelven a ser los mismos.

Otro robot que aparece en la película es el gato que acompaña a Álex. Se trata de un robot libre que se comporta como un gato real. Luego, por ejemplo, tendríamos al prototipo de niño robot, aunque, en el fondo, no es inteligente sino que tiene un programa que sí lo es. Con este programa, Álex prueba emociones y rasgos de personalidad característicos de un ser humano para observar cómo se llevan a cabo en un robot. Finalmente podemos hacer mención a los dos robots principales: Max y Eva, que son los robots más inteligentes de todo el film.

Max es un robot mayordomo completamente inteligente. Es capaz de hablar muchos idiomas. Es consciente de sí mismo y sabe cómo debe comportarse un robot. Puede tomar la iniciativa y da órdenes a los humanos actuando siempre con una lógica ordenada y disciplinada. Así mismo, es capaz de preguntar cómo está la gente, es decir, puede interactuar con las personas como si fuera humano y posee diversos niveles emocionales que cambia a gusto de su amo. También posee emociones, aunque no las muestra tanto como Eva o los caballos (que se caracterizaban precisamente por poseer una inteligencia emocional)

goya-2012-los-actores-nominados2-500x333

Eva es el robot perfecto. ¿Por qué? Por un sencillo motivo: porque es un robot que no sabe que es un robot. De esta manera, en Eva vemos realizado el sueño de la humanidad: crear una máquina idéntica a nosotros que sea igual de buena, que pueda pasar por uno de nosotros y que no sea consciente de lo que realmente es.

Sin embargo este sueño, ¿hasta qué punto es un sueño? Pues crear un robot prácticamente humano también conlleva una responsabilidad y unos riesgos muy grandes para la humanidad. ¿Sería seguro que un robot fuera un “ser humano”? Este es el tema principal que nos plantea el film y que más adelante vamos a desarrollar con más detenimiento, puesto que al fin y al cabo, las implicaciones éticas, sociales y morales que oculta la película son lo más importante. 8

A día de hoy podemos ver que varios de estos robots son bastante factibles. Por ejemplo, un gato como el de la película sí que lo podríamos conseguir a corto plazo. No obstante, robots como Max o Eva serían imposibles de obtener ahora mismo: son demasiado perfectos para el nivel de desarrollo actual, quizás más adelante, ya que aún queda mucho por mejorar en ámbitos de tecnología y robótica.

Eva nos presenta una realidad en la que los robots viven en absoluta armonía con los seres humanos. Sin embargo, se plantean dos cuestiones fundamentales. La primera es ¿cuál es la finalidad de crear un robot que sea un niño? Es cierto que sería una solución muy buena para parejas que no puedan tener hijos, ya que les permitiría obtener descendencia que se pareciese a ellos con un carácter también semejante. No obstante, si un robot no es capaz de crecer ni es consciente del concepto del paso del tiempo tal y como lo conocemos los humanos, ¿qué pasaría con ese robot que es siempre un niño? Una posible solución sería ir cambiando su cerebro (o los circuitos que le hagan ser inteligente) de cuerpo según “vaya creciendo”, aunque no parece una solución demasiado satisfactoria en comparación con el verdadero crecimiento humano, ya que sería muy complicado elaborar una nueva inteligencia que pensase como un niño más maduro a medida que va creciendo. Además, no seguiría el ritmo de un niño normal, y probablemente todo lo que le introdujeramos con el paso de los años le haría olvidar quién fue anteriormente, ya que no se podría retener la memoria o el recuerdo de lo que ha vivido. Además de esto, un robot no puede tener una personalidad definida que le haga tener una identificación personal de sí mismo, pues lo único que sabría y de lo que tendría consciencia es de aquella información que le introdujese un humano.

En segundo lugar, se plantea la cuestión de si es bueno o no crear robots tan parecidos a los humanos y, sobre todo, crear robots que no sean conscientes de su condición de máquinas. Desde luego, tal y como acaba la película es lógico decir que la respuesta es no. Los robots tienen que ser conscientes de que no son seres vivos de verdad ya que si se les hace creer que son humanos y luego descubren la verdad su reacción puede ser perjudicial para aquellos que están a su alrededor. Sin embargo, es cierto que a día de hoy estamos muy lejos de poder conseguir robots tan perfectos, pero, si algún día alcanzamos este nivel en la inteligencia artificial, debería ser esencial que los robots sean conscientes de su naturaleza para evitar sucesos perjudiciales para los humanos y también deberían estar sometidos a unas normas impuestas por su creador, pues sin límites, un robot de las cualidades y capacidades de Eva actuaría de cualquier forma, y no sabemos si un humano sería capaz de controlarlo o no. Por esta razón, sería imprescindible someterlos a unas determinadas leyes o reglas, tal y como explica el propio Isaac Asimov en sus libros e historias de ciencia ficción.

The Matrix

Posted: March 1, 2013 in Películas

matrix_style_by_he4rty-d39qszq

The Matrix (1999) es una película de ciencia ficción de los hermanos Wachowski. En ella podemos ver cómo Thomas A. Anderson (Keanu Reeves), hacker informático con el nombre de Neo, es contactado por otros hackers que le hacen ver que la realidad en la que está viviendo es realmente una simulación conocida con el nombre de “Matrix”. De esta manera, se unirá a ellos con el fin de descubrir realmente lo que hay detrás de Matrix y sus agentes malvados para, así, poder liberar a la humanidad.

Por lo tanto, desde el punto de vista de la Inteligencia Artificial que es lo que a nosotros nos interesa, podemos ver que en la película aparecen distintos elementos con un mayor o menor grado de este tipo de inteligencia.

En primer lugar estarían los centinelas, que serían los más simples de todos, ya que únicamente son capaces de llevar a cabo una serie de acciones automatizadas para las que han sido programados (aunque lo cierto es que poca información se da sobre ellos en el film). Podemos decir por lo que se nos muestra en la película que estas máquinas poseen una inteligencia de estrategia y ataque pero que tampoco demuestran ser demasiado inteligentes, por lo que poseen una inteligencia específica limitada.

The-Matrix-15-JPB1F5ZJRS-1024x768En segundo lugar podríamos situar a Matrix. Vemos que es una realidad virtual muy avanzada, aunque eso no nos da motivos para poder pensar que deba ser inteligente. Lo que sí sucede es que dentro de Matrix encontramos a los Agentes a los que tienen que enfrentarse Neo, Morfeo y Trinity. Estos agentes son definidos como “programas capaces de sentir”. Ellos suponen la verdadera amenaza ya que se encargan de vigilar Matrix y se aseguran de que no haya ningún problema para que los humanos puedan seguir en su interior. Estos agentes poseen inteligencia artificial general, ya que tienen capacidad de aprendizaje, poseen iniciativa…

De todos los elementos con inteligencia artificial que hemos citado, a día de hoy ya tenemos prácticamente todos ellos, lo único es que todavía no hemos alcanzado el nivel de desarrollo que se muestra en la película. Por ejemplo, actualmente ya tenemos programas que simulan una realidad virtual, pero en ningún caso podríamos hacer que los seres humanos dejasen de vivir en el “mundo real” y se trasladasen permanentemente a esa realidad alternativa.

Esto nos lleva a ver que una sociedad como la que presenta Matrix es una sociedad muy compleja en la que los humanos ya no desempeñan un papel importante (por no decir que ya no desempeñan ningún papel), sino que son las máquinas las que han conseguido el control absoluto de todo lo que nos rodea. De esta manera, volvemos una vez más a las cuestiones de siempre: debemos tener cuidado a la hora de crear robots y otros dispositivos con inteligencia artificial, ya que ellos nos pueden ayudar a la hora de desarrollar ciertos tipos de actividades, pero en ningún momento debemos dejarles que tomen decisiones que deberíamos tomar nosotros.

The-Matrix-Wallpaper-the-matrix-5555518-1024-768

Matriz es una película que ha generado una visión filosófica. Muchas veces se ha comparado con las filosofías platónica (en cuanto al mito de la caverna) y cartesiana (René Descartes). Ambas filosofías hablan de que vivimos en un mundo de engaño, de una mera ilusión. en el caso de Platón, el nos incita a buscar las verdades absolutas saliendo de la caverna y no conformádonos con las ilusiones que nos ponen delante de los ojos. Está bastante claro reflejado en esta película, cuando a Neo le dan a elegir la pastilla para quedarse en Matrix o la de seguir viviendo su vida, Neo decide querer conocer lo que hay fuera de la caverna (Matrix) y encontrar la verdad absoluta, que es la guerra entre humanos y máquinas.

Y en cuanto a la filosofía de Descartes podemos relacionar esta película con que, como Descartes entiende, no puede demostrar que todo lo que haya a su alrededor sea real salvo su propia existencia (“Pienso, luego existo“), y más tarde habla de un “genio maligno” que ha creado y controla toda la realidad en la que el filósofo vive, y en la película claramente, ese genio maligno, serían las máquinas que han creado y controlan todo el programa de Matrix, aunque en un sentido más general y aunque Descartes no lo dijera como tal, ese “genio maligno” se ha asociado con un Dios que nos engaña creándonos una realidad a nuestro alrededor que no es la verdadera y que nos aparta de la verdad.

Aquí está el gran problema de moralidad que plantea la película. ¿Estamos seguros de que la realidad que vivimos es real? ¿Podemos en caso de que no sea así, hallar la verdad? y lo más importante ¿Querríamos cambiar la realidad que vivimos por la auténtica Verdad? En principio, el ser humano por naturaleza es curioso y querría conocer la Verdad, pero a pesar de todo, preferimos la comodidad, la comodidad de vivir una vida acomodada y fácil. Muchas personas elegirían esto, pero no Neo, ya que Neo toma el camino difícil y decide conocer la devastadora verdad de que las máquinas están aniquilando a los humanos y por lo tanto luchar por la resistencia humana.

Si queréis ver algún vídeo más sobre la película visitad nuestro canal de YouTube 🙂

http://www.youtube.com/channel/UC_ggmCVGdKe8EIz0AN95JNQ?feature=watch

YO, ROBOT

Posted: February 22, 2013 in Películas

Imagen

Yo, Robot (2004), película dirigida por Alex Proyas, nace de una colección de relatos de Isaac Asimov, reconocidísimo escritor de ciencia ficción (trailer). En esta historia, el autor de la novela establece que los robots creados deben ser capaces de cumplir las tres leyes de la robótica: un conjunto de normas que todos los robots deben obedecer:

1.  Un robot no debe agredir ni hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que este sufra.

2. Un robot debe obedecer a un ser humano, a no ser que esas ordenes incumplan la 1ª ley.

3. Un robot debe proteger su existencia, sin que esta protección entre en conflicto con la 1ª y 2ª ley.

Estas tres leyes de robótica presentan el código de moralidad que posee un robot. Pero esa moralidad puede verse afectada, como vemos en la película, pues Vicky, que es una máquina que se puede considerar más de inteligencia artificial general que específica (pues realiza numerosas funciones), se salta las tres leyes y empieza a seguir su propia lógica para salvar a la humanidad. Sin embargo, esto genera el caos entre la multitud, pues para salvar a unos, deben morir otros. En estos momentos es cuando nos preguntamos: Si algún día creáramos una inteligencia como la de Vicky: ¿Podría un robot dañar a un ser humano si decide por su cuenta saltarse las normas? La respuesta parece clara y todos contestaríamos que sí, ya que un robot no tiene la capacidad de razonar, actúa según una lógica propia para la que está programado, pero esa lógica puede evolucionar con el paso del tiempo, así que: ¿Quién nos asegura la seguridad en un futuro lleno de inteligencias artificiales como las que presenta el film? No obstante, hoy por hoy, es muy difícil pensar en la existencia de una inteligencia como la de Vicky que sea capaz de evolucionar por sí misma alcanzando unos niveles de desarrollo casi humanos. Probablemente una de las características más importante de Vicky y que de hecho marca la diferencia con Sony, es su carencia de inteligencia emocional. No siente ni pena, ni compasión por la vida humana, solo se mueve por una lógica que es totalmente  cuestionable para cualquier humano con verdadero respeto por la vida. Es decir, su lógica nos resulta totalmente irracional. Es este hecho el que hace que veamos una clara diferencia entre Sony y ella y que se consigue una empatía por Sony, ya que él si que actúa como lo haría un humano,

Imagen

Por otro lado, en la película no solo aparece Vicky como único elemento de inteligencia artificial, sino que además aparecen numerosos robots que tienen una inteligencia específica, pues solo están programados para realizar ciertas tareas como: limpiar, demoler, dialogar, conducir, etc. Estos robots son: el coche (un Audi RSQ que fue creado por la marca únicamente para esta película), los robots limpiadores y demoledores, los NS5 y el holograma.

Imagen

Pero hay una excepción que nos plantea otra cuestión a la humanidad: ¿Es posible que un robot pueda tener sentimientos?

Este es el caso de Sony, un robot especial, pues es totalmente un humano metálico, por llamarlo de alguna manera. Es capaz de saltarse las normas por su cuenta basándose en la razón, tiene consciencia de sí mismo y su lógica está guiada por los sentimientos. De manera que, en la película, vemos cómo aprende, dialoga y actúa con la misma rapidez y capacidad que un ser humano de carne y hueso. Sony resulta ser capaz también de mentir, es capaz de actuar delante de Vicky, siente también curiosidad, no simplemente aprende lo que le enseñemos, sino que también él tiene ganas de aprender, y es incluso capaz de sentir complicidad con los humanos, como con el señor Spooner al guiñarle un ojo.

Estas características únicas de un ser humano están muy lejos de poder imponerse en un robot a día de hoy, ya que es muy difícil que un robot tenga la consciencia de sí mismo. En nuestra opinión, es imposible crear algo así, podemos programarlos y diseñarlos para realizar muchas tareas, para que tomen sus propias decisiones basadas en una programación previa, pero no podemos implantarles un “alma” llena de sentimientos humanos. Por eso, quizás, lo máximo a lo que podríamos aspirar en un futuro lejano es a crear inteligencias artificiales como los NS5 que aparecen en el film.

Imagen

Las películas sobre robots como los de este film siempre presentan robots malvados que, una vez que han evolucionado y pueden tomar sus propias decisiones, son capaces de mejorar y aprender con el tiempo cómo destruir a la humanidad. Esto es algo que hoy en día no asimilamos como un hecho verdadero, ya que todavía estamos muy lejos de conseguir crear seres humanos metálicos capaces de infringir nuestras leyes y derrotarnos. Sin embargo, no parece muy buena idea dejar el control de las decisiones importantes del mundo en manos de un robot, pues ellos no dudarían como podría hacerlo un humano, lo harían y ya está, porque estarían programados para ello. Por estos motivos, quizás construir un futuro en el que los robots guíen a la sociedad no es ni una solución ni una ventaja.

Imagen

Juegos de Guerra

Posted: February 16, 2013 in Películas

 

juegos-de-guerra

 

Juegos de Guerra (ficha técnica completa) es una película de ciencia ficción producida en 1983 y dirigida por John Badham. Está ambientada en los últimos años de la Guerra fría, y de hecho la película aludió al conflicto mediante una frase que se hizo famosa en la época:

“Extraño juego. El único movimiento para ganar es no jugar”.

wargames-03

La película cuenta la historia de un joven hacker que se infiltra en sistemas de inteligencia artificial ajenos por la simple curiosidad de jugar con la máquina. Sin embargo, consigue establecer contacto con un ordenador inteligente (WOPR) que forma parte del Departamento de Defensa americano. Comenzarán una partida de lo que aparentemente es un juego pero que, finalmente, se convertirá en una carrera por tratar de evitar el estallido de la Tercera Guerra Mundial (trailer).

imagesoriginal wargames

-El único elemento que presenta inteligencia artificial en la película es el ordenador WOPR (War Operation Plan Response).

WOPR

Vamos a citar ahora las características de esta máquina que nos llevan a considerar que posee inteligencia artificial y a analizar si, a día de hoy, son ya posibles o no (y en este último caso si podrán conseguirse en un futuro cercano o lejano):

Dialogar: Esto es posible actualmente  a través de los chatbots, pero éstos sistemas no poseen la amplitud de registros de WOPR. No son capaces de contestar nada que no esté programado de antemano (Sin embargo, hay casos como NELL que aprende conceptos en internet sobre la marcha)

Aprender: ya es posible, aunque no hay máquinas que aprendan conceptos nuevos (WOPR en la película aprende que hay juegos que no se pueden ganar).

Tener iniciativa: Las máquinas actuales no pueden tomar la iniciativa si no están programadas para ello; debe formar parte de su serie de órdenes preestablecidas/preprogramadas. En el caso de WOPR  no estaba programado para llamar por teléfono para seguir con el juego y aún así lo hace gracias a que puede tomar la iniciativa.

Tomar decisiones: actualmente sí que tenemos máquinas con esta característica. Por ejemplo, el móvil cuando detecta una red WiFi abierta se conecta a ella en lugar de conectarse al 3G.

Las tres primeras características se consideran las más importantes.

Otra de las características de WOPR es que tiene la capacidad de echar de menos. Esta característica hoy en día es totalmente imposible en una máquina, a no ser que esté programada con el concepto de tiempo para ello. Este es el caso de algunos videojuegos como el Wii Fit.

Elementos básicos de IA:

En la película se ven dos cosas básicas de IA: el aprendizaje y la búsqueda.  Aprendizaje es una repetición hasta encontrar la mejor solución, el aprendizaje en el fondo es búsqueda. La búsqueda es la base de casi todos los sistemas inteligentes.

En la actualidad, uno de los ejemplos más claros de búsqueda en una máquina es el método que emplean los GPS, que buscan todos los caminos posibles y se quedan con el mejor de ellos.

WOPR se crea como IA especifica pero podría llegar a ser general, podría llegar a ser una máquina en sí misma, pero le faltaría la consciencia de sí mismo y del mundo exterior.

wargames-01

Implicaciones sociales

La película tiene una implicación social principal que es la de demostrarnos que no es buena idea dejar que el destino de la humanidad esté en manos de una máquina. La última decisión la tiene que tomar un ser humano, porque las máquinas son capaces de analizar estrategias y escoger la mejor, pero pueden no estar programadas para tener en cuenta las posibles bajas humanas y los peligros para el planeta. Por ello, un humano debe ser el que tome finalmente la decisión teniendo en cuenta todas las variables y todas las posibles consecuencias.

El film comienza tratando de crear una sociedad que busque la eficacia. Para ello, se pretende dejar de lado los sentimientos y dejarlo todo en manos de máquinas a través de implicaciones prácticas que  eviten la presión que puede acarrear tomar ciertas decisiones para los seres humanos. Sin embargo, no podemos dejar todas las decisiones en manos de las máquinas, éstas sirven para sugerir, pero no pueden ser las que tengan el control. Las máquinas no deben tomar decisiones sobre actos abusivos o de gran importancia para la humanidad, ya que no poseen sentimientos que les hagan dudar o arrepentirse luego de haber realizado este tipo de actos.

En nuestro canal de YouTube podéis encontrar todos los vídeos que aparecen en los posts 🙂